Intrigas

Destacado Intrigas

#IMSS 

***#ViejoConocido 

Por más que Mikel Arriola Peñalosa director del organismo, jura y perjura que ha mejorado notoriamente la atención a los usuarios del servicio o pacientes, la triste realidad es otra, por algo una buena parte de la población indica que su significado es: Importa Madre Su Salud (IMSS). Como ejemplo de lo anterior, muchos afectados ponen al Hospital Regional número 20, también conocido como Clínica 20, en Tijuana, donde más adelante se mencionarán algunas desatenciones, omisiones, maltratos, corruptelas y demás. 

Mientras Arriola Peñalosa, presume que antes de terminar el actual sexenio construirán una docena de hospitales, cuatro decenas de Unidades de Medicina Familiar, y hasta de que se gastan mucho más de mil millones de pesos diarios, muchas de las clínicas y hospitales existentes están en inadecuado estado (por llamarle de alguna forma), ni de que de esos cientos de millones de pesos diarios que desembolsa el IMSSuna buena cantidad son en dispendios y… corruptelas.

Hoy en día, a los funcionarios del IMSS se les llena lo boca presumiendo “superávit financiero en el instituto”, así sea a costa de los usuarios y pacientes de los servicios que brindan o… dicen brindar. También presumen de que “controlan el gasto diario”, pero no… las corruptelas.

Además, Arriola se llena la boca diciendo que “la clave es controlar la cuenta de gasto diario sin cortar gasto en infraestructura, pero en gasto corriente buscar mejores oportunidades con los proveedores”, sin decir menos reconocer, que parte de ese “control de precios” se debe a la baja calidad de medicamentos e insumos contratados.

Es del conocimiento público, los reclamos porque los medicamentos utilizados en el IMSS no tienen la misma “calidad o potencia” de los que se compran en las farmacias. Lo mismo sucede con los insumos. Independientemente de la crónica escasez de los mismos.

Las actuales políticas en el IMSS con Mikel Arriola Peñalosa, son una continuación de las iniciadas por su cuate y predecesor José Antonio González Anaya (ahora director general de Pemex), ambos de la cuadra del todopoderoso vicepresidente del país, Luis Videgaray Caso, quienes gustan de presumir “beneficios y utilidades” en ambas instituciones, sin mencionar que se logran a cuenta de… la población en general.

Tecnócratas al fin y al cabo, por eso funcionarios como estos, requieren de discursos para posicionarse en el mundo de la política, discretos y responsables… NO son, por más que quieran vender la idea. El problema es que son de esa línea de endejos con iniciativa que dicen: “echando a perder se aprende”. Y como según ellos quieren aprender… vaya que echan a perder.

Mikel Arriola, ladra a los cuatro vientos que “gracias a una estrategia administrativa”, así llama a la presión (muchas veces irregular, y algunos dicen que hasta ilegal) que sus muchachitos ejercen para recaudar estirando o rompiendo la normatividad, pero regresemos a sus dichos y afirmaciones, “implementó el año pasado, se logró recaudar más ingresos”. Pero la calidad de los servicios deja mucho que desear. Y las corruptelas están a la orden del día.

En la entidad bajacaliforniana, mientras de “palabra” funcionarios dicen que quieren “que el IMSS no esté lejano al trabajador”, la triste realidad dice lo contrarioAlonso Oscar Pérez Rico, jefe Delegacional de Prestaciones Médicas, tiene a las unidades médicas de la delegación hechas un desastre (en general).

Desgraciadamente ejemplos sobran, y uno de ellos es el Hospital Regional número 20, también conocido como Clínica 20 en Tijuana, cuyo director es Cesar Alberto Figueroa Torres, cuyos usuarios de servicio y familiares que los acompañan, cotidianamente se llevan muy malas experiencias.

Dicen quienes lo han vivido, que en “cuanto a la atención, todo depende del humor de la persona en ventanilla, unos muy buena onda, otros la verdad que dios los perdone”, lo que indica el poco profesionalismo de Figueroa Torres para administrar la institución. Y ya no se diga de su jefecito Pérez Rico para supervisarlo, como es su trabajo.

La Clínica 20 se nota descuidada, afuera siempre hay un desorden, inhumanamente tienen a decenas de personas las veinticuatro horas del día a la intemperie, esperando ser llamadas si se presenta algún tipo de situación con el familiar que tienen internado. Dicha situación es causada por las autoridades del IMSS, quienes los obligan a estar presentes de día y noche, ya que en caso contrario –según ellos- no podría atenderse al hospitalizado.

Muchas veces es notoria la falta de medicamentos e insumos, viéndose obligados los familiares de los pacientes a comprarlos, so pena de males mayores o hasta el fallecimiento del internado, sin que a la dupla formada por Alonso Pérez Rico y Cesar Figueroa Torres, le importe gran cosa. Es más, corre la especie de que la escasez de los insumos y medicamentos, es independientemente de mala administración… las consabidas corruptelas.

Pero lo anterior no solo lo dicen los derechohabientes, pacientes y familiares de estos, sino que en múltiples ocasiones, también lo han hecho trabajadores de la institución quienes lo han venido señalando de manera reiterada, pero según los hechos, el valemadrismo, los compromi$o$ e intere$e$ de la dupla formada por Oscar Pérez Rico y Alberto Figueroa Torres, no permitirán el adecuado funcionamiento (de alguna forma hay que llamarlo) de la clínica.

En otras columnas, seguiremos “desglosando” los intere$e$ que tanto se mueven en el IMSS, y los funcionarios que tanto los “disfrutan”.

#ViejoConocido 

Un “viejo conocido” del IMSS en Baja California, ya que fue subdelegado del mismo en Tijuana, un reconocido pillo que responde al nombre de Marco Erick Montero Rodríguez, que presume ser nieto de uno de esos depredadores del sindicalismo en México, conocido por “La Güera” Leonardo Rodríguez Alcaine, fue inhabilitado por la Secretaria de la Función Pública (SFP).

Montero Rodríguez, que siendo subdelegado Tijuana, presumía que gracias a sus contactos nacionales, de un momento a otro le darían el nombramiento de delegado en Baja California, sin importar la gran cantidad de tropelías que cometía, y aun las numerosas denuncias por actos de corrupción que coleccionaba.

Después de los numerosos actos de corrupción y abusos contra personal por los que Montero Rodríguez ha sido denunciado, parece que ahora si lo alcanzo el destino, ya que según obra en el expediente número 0310/2016 de la SFP, Marco Erick recibió la respectiva inhabilitación.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

INTRIGAS.INFO Escrito por Ricardo Madrigal.

Martes, 01/Agosto/2017.

 

 

 

Más en esta categoría: « Intrigas Intrigas »