Avión

Destacado Avión

Avión   Miercoles 27/09/2017

Contrariado porque el inoportuno terremoto lo hizo abandonar su acostumbrada haraganería, el presidente Enrique Peña Nieto debió recorrer localidades que ni siquiera sabía que existían.

Impecablemente vestido sin la acostumbrada corbata, Peña Nieto buscó contagiar su falso sentimiento de solidaridad a cientos de familias que lo perdieron todo. Las actitudes oficiales han hecho a los mexicanos muy desconfiados.

Y aunque las necesidades son todas en las zonas devastadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre, el presidente supone que con su presencia los problemas se resolverán.

Un "figurón" del periodismo preguntó a Peña Nieto la semana pasada su opinión sobre la utilización del dinero destinado a los partidos políticos para la reconstrucción de las viviendas de las familias.

El presidente respondió que "ese" no era escenario para discutir el financiamiento público a los partidos.

Casi de inmediato circuló un video donde referían esa respuesta de Peña precedida de una ensordecedora mentada de madre.

Más tarde alguien propuso que el presidente vendiera el avión presidencial para aliviar las necesidades del ejército de damnificados.

El costo de ese avión es de casi 3 mil millones de pesos.

¿Y eso qué?

¡Que los mexicanos se las arreglen como puedan!

Atrapado en "peñalandia" el presidente supone que si les regala una selfie sus problemas... se acabarán.

Frida

Sumergido en el descrédito nacional, el consorcio Televisa no halla como justificar la inexistencia de Frida Sofía, una menor que aparentemente se encontraba bajo los escombros de la colapsada escuela Enrique Rébsamen en la zona de Coapa en la Ciudad de México.

Y es que el miércoles de la semana pasada, miles de televidentes se engancharon a la esperanza de rescatar con vida a una pequeña que aparentemente había contactado con los rescatistas a través de un resquicio para dar su nombre.

Aunque esta esperanza se mantuvo por muchas horas, los conductores debieron reconocer que Frida Sofía nunca existió.

Mandos de la Marina Armada de México reconocieron su error y aceptaron haber creado una falsa expectativa.

Cicuta estima que la combinación de varios factores influyeron para que quedase un mal sabor de boca entre muchos mexicanos.

Y es que personal de Televisa observó --en el dicho de los mandos de la Marina-- la posibilidad de tener una historia humana urgentemente necesaria para recuperar la credibilidad de la gente.

La conductora Danielle Dithurbide se empalagó de la posibilidad, hasta el punto de integrarse a la historia.

Más tarde el representante de la Marina reconoció públicamente el error, aunque esto permitió que los detractores de Televisa subrayaran que ésta empresa "obligó" a la autoridad a reconocerse ¡culpable de la confusión!

En medio del error cometido por la Marina, es indiscutible que Televisa cometió un grave error al relamerse los bigotes de un platillo tan suculento que nunca existió.

Sin pretender lavarle la cara, Televisa no hubiese tejido esa falsa historia pues está claro que no tendría a quien echarle la culpa.

Positivo

"Ahí... (en la búsqueda de sobrevivientes) el silencio es empatía, no soledad", frase de Fabricio Mejía, fotógrafo capitalino al referirse a los momentos de silencio solicitados por los rescatistas para percibir sonidos de atrapados entre los escombros. 

Y sí, el puño cerrado de los rescatistas era una señal para que todos guardaran silencio y así poder escuchar una señal de vida de entre los escombros.

En medio de la tragedia surge la humanidad y la solidaridad de todos.

Ahí, el silencio nos unió.

Cicuta.com.mx     Twitter: @cicutabc      Periscope : cicutabc

 

 

 

 

Más en esta categoría: « Cacho Refrescada »