Hiel

Destacado Hiel

 

Hiel      Viernes 13/10/2017

Entretenida en abrazar su insana amargura a la doctora Rosa Marina Zamacona Sánchez, no le importa que la critiquen por maltratar a sus compañeros de trabajo, e incluso humillar a los enfermos que esperan afuera de su consultorio en la Clínica 33 del IMSS en Tijuana.

Su actitud protagónica (y "agrísima” postura) generan desconcierto y hasta irritación entre aquellos que --por primera vez-- escuchan sus chillidos, lamentos y descontentos. A Rosa Marina nada le parece.

Y es que esta profesionista no se detiene en proyectar sus tendencias revoltosas ni ocultar su inconformidad ante todo.

Es tan gritona y mandona que se ha ganado a pulso el repudio de médicos y trabajadores de esa clínica del sector público.

Hay quien reconoce que la doctora Rosa Marina paladea los recuerdos de su periodo como representante sindical en ese sitio.

Sépase que la mayoría de sus compañeros médicos coinciden en que la derechohabiencia no tiene la culpa que está señora este peleada con la vida.

Cicuta obtuvo la copia de un memorándum dirigido a la doctora Zamacona donde la "invitan a apegarse a los lineamientos normados en el método específico de trabajo para la administración de acceso a la consulta de medicina familiar por medio de "Unifila" para pacientes sin cita".

Si acaso alguien lo ignora UNIFILA permite repartir los pacientes entre los consultorios que (en ese momento) presentan una menor espera.

! Ah, pero la doctora Zamacona no está de acuerdo con atender a más personas de las que le tocan.

¿Por qué hacerle el trabajo a sus holgazanes compañeros?

¡Óigame no!

¡Eso nunca!

Esta señora no tiene empacho en correr a los pacientes que se encuentran afuera de su consultorio.

¡Váyanse al demonio!

Zamacona emite sonidos como de ultratumba y ¡pobre de aquel que se atreva a contestarle!

¡Con sus insultos casi los escupe!

Por eso precisamente fue el memorándum enviado el 26 de septiembre por el doctor Camilo Padilla Gutiérrez, jefe de servicios de medicina familiar.

En dicho texto, redactado con mesura, le subrayan que "UNIFILA" intenta atender en tiempo y forma los espacios disponibles para su atención y a los cuales -- subraya-- "usted se ha negado a atender".

En un ejercicio perverso aquel ciudadano que fue rechazado por la doctora Zamacona, supone que "al no tener quien la atienda" descarga su frustración en cualquier persona.

Un empleado de esa clínica contactado por Cicuta, asegura que el director de la Clínica 33 Juan Hermilio García Payán se revuelve en su intento por evitar los conflictos de Zamacona con doctores y empleados.

La doctora Zamacona prefiere mostrar su perfil revoltoso y externar su amargura que cumplir cabalmente con su responsabilidad.

Por el bien de todos, ojalá que intervenga el secretario general del Sindicato del IMSS Manuel Baldenegro o en su caso el delegado de la institución en Baja California Iván Francisco Beltrones.

Positivo

Hace unos días la periodista Carmen Aristegui entrevistó al senador panista Francisco Búrquez, quien mostró mucha sensatez sobre el cuestionado presupuesto que reciben los partidos políticos en México.

Búrquez reconoce que "los mexicanos no tienen por qué mantener a la clase política que representa a los partidos".

A muchos mexicanos "ya les cayó el 20".

Los mexicanos saben ahora que sostienen esa partidocracia que el Gobierno insiste en llamarla democracia.

Qué bueno que desde adentro se escuchen voces sensatas como la de Búrquez, un senador panista ciertamente intrascendente.

Seguramente es intrascendente porque no lo dejan trascender.

Y es que su pensamiento es contrario a los intereses de su partido.

 

Cicuta.com.mx     Twitter: @cicutabc      Facebook: cicuta

Más en esta categoría: « Burundanga Chulito »